Caida del pelo – Encuentra ya soluciones a la perdida de cabello

¿Son seguros?

Fuente: Dra. Mallmann
Médico y dermatóloga de caidadelpelo.org
(Nº de colegiado: 49843)
Seguridad

Mar. 29, 2010. Por supuesto que son seguros. Sin embargo, para que puedas cerciorarte con total garantía de que el peine láser escogido reúne todas las condiciones necesarias de seguridad y calidad, debes fijarte en que cuente con el certificado CE y en que esté registrado en la UE. Intenta elegir siempre productos que ofrezcan este tipo de garantías y que estén recomendados por profesionales médicos. Debes valorar también que detrás del producto haya un laboratorio o centro de tratamiento capilar que lo avale. No todos los peines láser disponibles en el mercado cuentan con estas garantías de tipo médico, por eso te recomendamos que escojas siempre aquellos productos que posean algún tipo de certificación o recomendación médica.

Ten cuidado, pues existen multitud de empresas que prometen resultados rápidos sin preocuparse de la calidad de sus productos, buscando únicamente enriquecerse sin pensar en el bienestar ni la salud de sus clientes. Siempre debes procurar que detrás del peine láser que vayas a adquirir se encuentre una empresa seria y responsable que lo avale y que cumpla lo que prometa.

Cada compañía posee su propia marca y fabrica su producto con los materiales que considera oportunos, lo que hace variar su calidad, y por extensión, los resultados que se lograrán. Este es el motivo por el que algunas marcas de peine láser tienen un precio tan reducido. Si el material es barato, el precio será barato, y los resultados, como no podía ser de otra forma, serán nefastos, llegando incluso a causar lesiones en el cuero cabelludo. Recuerda que muchas veces lo barato sale caro y que la calidad se paga. Por contra, hay peines láser muy caros que tampoco son de fiar, puesto que el hecho de que un producto cualquiera tenga un precio elevado tampoco garantiza que sea bueno. Tú fíjate siempre en todo lo que le hemos comentado hasta ahora (certificados de calidad y de seguridad, avales y recomendaciones médicas…) y así no tendrás ningún problema a la hora de diferenciar un buen producto de uno que no lo es.

Precauciones:

Utilice únicamente el producto para su propósito original. No utilice el producto en otra parte del cuerpo, su uso es exclusivamente para el cuero cabelludo. Los niños no deben jugar con el aparato.