Caida del pelo – Encuentra ya soluciones a la perdida de cabello

¿Cómo elijo mi peine?

Fuente: Dra. Mallmann
Médico y dermatóloga de caidadelpelo.org
(Nº de colegiado: 49843)

Ene. 21, 2010. Te aconsejamos que leas estas sugerencias antes de tomar una decisión. Son algunos de los elementos que consideramos imprescindibles en este tipo de dispositivos.

Registro en la UE y certificación CE

Esto es indispensable: debes cerciorarte de que el peine láser que escojas esté registrado en la UE y ostente el marcado CE -que se refiere a que en su fabricación se han utilizado materiales de la más alta calidad aptos para el contacto continuo con el cuero cabelludo-. Has de buscar siempre productos que tengan estas garantías; de este modo sabrás si son de calidad o no.

Infórmate

Recomendación médica

Verifica las garantías en materia de seguridad médica que te ofrecen. Está claro que si un producto cualquiera está recomendado por profesionales médicos del sector será porque han podido constatar la eficacia y seguridad de dicho producto.

Es recomendable que solamente compres aquellos peines láser que cuenten con la recomendación de un profesional de la salud.

Calidad

Garantía de devolución

El dispositivo que compres debe contar con garantía de devolución. Si no tiene es preferible que no lo adquieras, pues parece claro que si un producto es seguro y efectivo debe contar con una garantía que refuerce esta condición y dé más confianza a los posibles compradores.

Elije

Tecnología

Presta especial atención a toda la información referente al tema de la tecnología del aparato. Que no te den gato por liebre. Cuanto más cómodo y fácil de usar sea, mejor. Piensa que estos peines se basan en la fototerapia vibratoria de baja intensidad cuyo objetivo es el de la regeneración capilar del cuero cabelludo mediante la estimulación de los folículos pilosos, o lo que es lo mismo, la luz penetra en la piel aumentando el flujo sanguíneo, la oxigenación y el aporte de nutrientes a los tejidos. Es así de sencillo, así que busca un peine lo más funcional -y eficaz- posible.

Tratamiento